Vladimir Guerrero lleva alimentos a personas en Don Gregorio previo a la Nochebuena

El expelotero de Grandes Ligas e inmortal del Salón de la Fama de Cooperstown, Vladimir Guerrero, volvió a mostrar el gran amor y sensibilidad que lo caracteriza, al entregar alimentos en víspera de Nochebuena, a familias en la comunidad de Don Gregorio, Nizao.

“Hoy entregamos alimentos a las personas de mi comunidad y verdaderamente sigo creyendo que hay más felicidad en dar que en recibir”, expresó Guerrero con una gran sonrisa en el rostro, reflejo de la satisfacción que le embarga al realizar esta contribución a la celebración de la Navidad de la familia dominicana.

El extoletero y primer jugador de posición nacido en República Dominica en ser seleccionado inmortal del béisbol de Grandes Ligas, entregó a más de 2,000 munícipes, fundas repletas de productos de consumo en Navidad, además de un pollo.

“Nací aquí y mi intención es poder ayudar a muchas familias pobres, porque soy consciente de que todos no pueden tener una cena como la queremos, pero ayudar me hace sentir contento”, externó la “Tormenta de Don Gregorio”, como se le conoce popularmente.

Con una labor de más de 20 años, la obra caritativa de Guerrero es conocida y se ha hecho una tradición, ya que acostumbra a hacer entrega de ayudas durante el año, en las que incluye útiles escolares previo al inicio del año escolar y utilería deportiva a las ligas, contribuyendo de esta manera con el crecimiento de una sociedad formada en el deporte y en la escuela.

En la entrega de alimentos, Guerrero estuvo acompañado por su madre, doña Altagracia Alvino, quien dijo sentirse satisfecha por la bendición que Dios le ha brindado a su familia y por la oportunidad de compartirla con los que la necesitan.

Además de doña Altagracia, junto a Guerrero estuvo su hijo, Vladimir Guerrero Jr., quien mostró su alegría por la contribución que realiza su familia a las personas de esta comunidad.

“Me siento bastante contento de lo que hace nuestra familia, ya son más de 20 años haciendo esta labor, dándole la cena al pueblo y es Dios quien nos ha puesto en esta posición para poder ayudar”, dijo el talentoso jugador de los Azulejos de Toronto en el béisbol de las Grandes Ligas.

Por su parte, Gabriel Guerrero, sobrino de Vladimir y quien es parte de la continuación de grandes jugadores de béisbol en la familia Guerrero, destacó el hecho de poder brindarle a su comunidad un poco del amor que han recibido de ellos.

“Es una tradición en la que como familia le devolvemos a la comunidad un poco de la alegría y la armonía que nos han regalado. Es grandioso ayudar a los más necesitados”, puntualizó Gabriel.

Además de desear y contribuir con una feliz navidad para miles de familias, Guerrero solo tiene una petición para él y los suyos.

“Que Dios me dé salud y a mi familia para seguir ayudando”, concluyó el inmortal de Don Gregorio.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario