¿Quién sustituirá a Marcell Ozuna en San Luis?

Más de dos meses después de que los Cardenales le hicieron una oferta calificada de un año y US$17.8 millones, el dominicano Marcell Ozuna se fue a otro club y San Luis ahora tendrá que ver cómo lo reemplazarán tanto en el lineup y como en los jardines, según relata Anne Rogers en las páginas de MLB.com.

Ozuna firmó esta semana un contrato de un año a US$18 millones con los Bravos, un acuerdo por apenas US$200,000 más que la oferta calificada.

Los Cardenales habían seguido en contacto con Ozuna y su representante, Melvin Román, pero aparentemente no quisieron entregar más que su primera propuesta, y mucho menos aventurarse a darle a Ozuna el contrato multianual que estaba buscando cuando rechazó la oferta calificada en noviembre.

Entonces, los Cardenales siguen buscando un cuarto bate y un nuevo jardinero izquierdo. La ausencia de Ozuna les abre camino a jóvenes patrulleros para que vean mucha acción este año, pero está por verse quién puede reemplazar la producción de Ozuna. Durante las últimas dos temporadas con los Cardenales, el toletero derecho de 29 años bateó .263 con 52 jonrones y .777 de OPS. Y a pesar de perderse cerca de cinco semanas debido a fracturas en un dedo, en el 2019 sacó 29 bambinazos y dejó un OPS de .800.

Aunque todavía puede pasar cualquiera cosa, pareciera que los Cardenales arribarán a los entrenamientos con un roster sin modificaciones, especialmente después de que el propietario Bill DeWitt Jr. dijera durante el fin de semana pasado que no creía que la nómina del 2020 fuese a aumentar mucho con respecto a donde está ahora. Eso significa que los Cardenales van a tener que enfocarse en sus opciones internar para completar los jardines.

Los dos principales son Tyler O’Neill y Lane Thomas, dos bateadores derechos de 24 años con un gran historial en las menores y poca experiencia en las Grandes Ligas. Pero el camino hacia el jardín izquierdo está despejado ahora y cualquiera de los dos podría hacerse con la posición.

O’Neill juega principalmente en el jardín izquierdo y en 41 juegos por Triple-A Memphis el año pasado dejó .842 de OPS y conectó 11 jonrones. En el 2018, bateó .311/.385/.693 con 26 cuadrangulares con los Redbirds. Sin embargo, en 141 turnos con el equipo grande el año pasado dio cinco bambinazos y se ponchó 53 veces. Además, tiene dos años batallando con las lesiones.

Thomas se destacó en el 2020 durante el poco tiempo que estuvo en las Mayores. En sólo 38 turnos, pegó cuatro vuelacercas y tuvo un promedio de .316. Los Cardenales iban a dejarlo ver más acción en la recta final, pero se fracturó una muñeca a finales de agosto y no pudo regresar. Este invierno, ya empezó a hacer swing y la lesión parece estar en el pasado.

Como O’Neill, Thomas ha demostrado que puede batear en las menores. En 75 juegos con Memphis el año pasado, ligó para .268/.352/.460 con .812 de OPS. En el 2018, bateó .264 con .823 de OPS entre Doble-A Springfield y Triple-A.

Entre otras posibilidades están el cubano Rangel Ravelo, Justin Williams, Dylan Carlson, Austin Dean y Dylan Carlson, el mejor prospecto del equipo según MLB Pipeline.

Es posible que ninguno de estos jugadores sea el cuarto bate que necesitan los Cardenales, especialmente después de una temporada en la que el equipo terminó de la mitad de la tabla hacia abajo en carreras anotadas (764), cuadrangulares (210) y slugging (.415). Pero la directiva y el manager Mike Shildt hicieron énfasis el pasado fin de semana en que la meta era darles tiempo de juego a los jóvenes patrulleros que tiene la novena, y que la situación del cuarto bate se resolvería entre los entrenamientos y el inicio de la temporada.

Paul Goldschmidt pasó la mayoría de la campaña pasada bateando tercero, por delante de Ozuna, pero tuvo promedio de .318 en 17 juegos como cuarto bate en el 2019. Otra opción es Paul DeJong, quien tuvo problemas para ser consistente pero de cualquier manera bateó 30 vuelacercas.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario