¿Qué frutas y verduras están de temporada en enero?

Consumir frutas y verduras de temporada tiene enormes ventajas, desde las económicas, lo que nos ayudará a hacer más llevadera la cuesta de enero y favorece la economía local, hasta ecológicas, pues consumir fruta de proximidad emite una menor cantidad de gases de efecto invernadero. De hecho, hay quien dice que es incluso más saludable, pues las frutas y verduras de temporada ofrecen a nuestro organismo los nutrientes que necesita en cada época del año. Por estas razones, consumir productos de temporada y de proximidad es algo que recomiendan varios organismos, desde el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, hasta las ONG que defienden la protección del medio ambiente, pasando por la OCU, que lo recomienda sobre todo por ser más barato para el consumidor.Aunque las frutas y verduras de temporada varían ligeramente dependiendo de las fuentes consultadas, podemos destacar que en enero disponemos de pocas frutas, sobre todo cítricos, pero el catálogo de verduras es bastante amplio. ¡Aprovéchalo!•Aguacate: Por suerte, esta fruta tan de moda entre el los amantes de la comida sana todavía está en su mejor momento. A pesar de ser un alimento bastante calórico, sus grasas cardiosaludables y su gran cantidad de vitaminas E, C y A y minerales como el calcio o el potasio, la convierten en un alimento ue no pude faltar en nuestras neveras.•Caqui: Por desgracia, la temporada de caquis está llegando a su fin, pero aún podemos disfrutar un mes más de esta rica y dulce fruta plagada de betacarotenos y vitamina C, dos potentes antioxidantes.•Chirimoya: También a punto de abandonar la lista está esta cremosa fruta ideal para embarazadas por ser rica en ácido fólico y fibra. También es una gran fuente de potasio y de vitamina C.•Frambuesa: Esta rica y delicada fruta es muy rica en vitamina C, vitamina B1 y fibra. Deben consumirse rápido porque son muy perecederas y se comen sin lavar para conservar su sabor. •Fresa-fresón: Aunque su punto ideal es a partir de febrero, ya empezamos a poder disfrutar de esta fruta rica en magnesio, potasio, fósforo, vitamina C y otros antioxidantes.•Kiwi: Es una de las frutas más ricas en vitamina C, incluso más que las naranjas. Además es ideal para combatir el estreñimiento y sus pequeñas semillas contienen omega 3.•Limón: Antioxidante, astringente, antiácido… la multitud de compuestos fitoquímicos que contiene el limón lo convierten en una fruta imprescindibles de la lista de la compra.•Mandarina: Saliendo del calendario de temporada está la mandarina, que contiene menos cantidad de vitamina c que otros cítricos, pero que es muy dulce rica en calcio, ácido fólico y betacarotenos.•Manzana: Es una suerte que podamos disfrutar todo el año de alguna variedad de manzana, una de las frutas más sanas que existen gracias a la enorme cantidad de nutrientes que contiene. Entre ellos, la pectina, una fibra muy beneficiosa para el sistema digestivo.•Naranja: Con comer una naranja al día, podemos olvidarnos del déficit de vitamina C. Además, es muy rica en fibra, aunque a veces puede resultar algo indigesta.•Pera: Siempre podemos encontrar en el supermercado alguna variedad de pera en su punto perfecto de maduración, y en invierno es la conferencia. Esta fruta es rica en agua, fibra y muy suave para el aparato digestivo.•Plátano: Es una de las favoritas de los niños gracias a su sabor dulce y nada ácido, pero también la de los deportistas por su gran cantidad de potasio y magnesio.•Pomelo: Al igual que otros cítricos, es muy rica en vitamina C, pero, además, tienen otros nutrientes beneficiosos, como el ácido fólico o la vitamina A. Su sabor amargo lo aleja de muchos paladares, pero mezclado con oras frutas, está exquisito.•Acelga: Sorprende que una verdura que no tienen un salbor mu intenso sea tan rico en nutrientes beneficiosos, entre ellos, el ácido fólico, vitaminas C, A, E y B…•Ajo: Aunque se recolecta en primavera, se conserva tan bien que podemos disfrutar de él y sus innumerables propiedades todo el año. Entre ellas, se dice que es un antibiótico y antivírico natural. Aunque lo mejor que tienes es el sabor delicioso que aporta a nuestros platos.•Apio: Diurético y digestivo, el apio es ideal para evitar y eliminar los gases. l apio es un alimento muy digestivo, pues ayuda a prevenir y eliminar los gases y es un excelente diurético.•Boniato o batata: ya está acabando la temporada de boniatos, una hortaliza que está poniéndose de moda gracias a la infinidad de nutrientes que contiene, entre ellos vitaminas como A, una gran aliada de la piel, C, B6, B5, B1 y B2.•Brócoli: Muchos consideran al brócoli un superalimento y se le atribuyen múltiples beneficios, como la prevención de ciertas infecciones bacterianas o la protección del aparato digestivo. Además, es una gran fuente de vitaminas del grupo B, minerales y vitaminas C y A.•Cardo: Del cardo, que se vende incluso en comprimidos y para hacer infusiones, se dice que es un gran aliado para la salud de nuestro hígado, además de poseer gran cantidad de vitaminas, como C, B3, B2 y B1.•Col de Bruselas: Puede resultar un poco indigesta, pero lo compensa su riqueza en nutrientes, como vitamina C, hierro, calcio, fibra y yodo, que ayuda al correcto funcionamiento de la tiroides.•Coliflor: Aunque se suele consumir cocinada, cruda y en ensaladas es aún más saludables pues mantiene intactas su riqueza en vitamina C. También es ideal para combatir el estreñimiento, aunque un poco flatulenta.•Endibia: Su característico sabor amargo es gracias a la mintibina, una sustancia que protege el hígado. También es muy rica en ácido fólico, por eso es una de las verduras más cotizadas del invierno.•Espinaca: Cruda o cocinada -cuando pierde parte de su vitaminas- sigue siendo muy rica en hierro, vitaminas A y C y, sobre todo, en ácido fólico, por lo que es ideal para niños y embarazadas.•Lombarda: Pasada la navidad, no podemos olvidarnos de la lombarda, una verdura que aún se encuentra en su mejor momento y que tiene infinidad de propiedades: rica en folatos, antioxidantes, fibra y vitamina C.•Lechuga: Aunque las ensaladas apetezcan más en verano, la lechuga la encontramos también en invierno, de hecho, podemos encontrar múltiples variedades durante todo el año. A pesar de ser un poco insípida, contiene gran cantidad de potasio y ácido fólico, y es muy versátil.•Nabo: A punto de abandonar su temporada ideal, todavía podemos disfrutar a las enormes propiedades del nabo, muy rico en vitamina C y antioxidantes, como sus compuestos azufrados. Además, tiene muy pocas calorías.•Puerro: Excepto en los meses de verano, podemos disfrutar del puerro con todas sus propiedades, entre las que destacan su carácter depurativo, su capacidad para fortalecer el sistema inmune y su riqueza en folatos y vitaminas.•Repollo: Como otras coles, es muy rica en vitamina C, pero también contiene vitaminas A y vitaminas del grupo B, además de hierro, potasio y magnesio, entre otros minerales. Es muy beneficiosa para el aparato digestivo.•Zanahoria: Presente todo el año, la zanahoria termina su punto álgido en enero, cuando aún se puede disfrutar de todas sus propiedades, entre las que destacan su gran cantidad de vitamina A y carotenos, muy beneficiosos para mantener la vista y la piel sanas.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario