Operado del corazón un hombre que sufrió una grave infección tras comer palomitas de maíz

Un hombre de 41 años tuvo que ser sometido a una operación de corazón urgente después de una grave infección sanguínea provocada por unas simples palomitas de maíz que se quedaron atascadas entre los dientes, según ha informado Fox News.El hombre, bombero y padre de tres hijos residente en Cornwall, Inglaterra, había intentado sin éxito extraer los restos de palomitas que tenía entre los dientes. Durante varios días del mes de septiembre, cuando comió este aperitivo mientras veía una película con su esposa, utilizó varios objetos -entre ellos la tapa de un boli, un palillo de dientes, un alambre y un clavo de metal- para sacar las palomitas pero no lo logró e incluso se llegó a dañar la encía.Solo una semana después, este británico comenzó a sentir dolores de cabeza, fatiga y sudores nocturnos que en un principio relacionó con un resfriado pero que eran realmente síntomas de endocarditis, una infección que afecta a la membrana que recubre el interior de las cavidades del corazón y que ocurre cuando las bacterias de la boca, la piel u otras áreas del cuerpo pasan al torrente sanguíneo.En octubre acudió al médico, que le diagnosticó un leve soplo cardíaco que no precisaba ingreso, pero más tarde, cuando las molestias no remitían, acudió a otro hospital donde fue ingresado de inmediato: “Tenía la sensación de que había algo muy mal. Dormía mucho y me sentía terrible ”, recordaba el hombre, que asegura que “tenía dolores y molestias en las piernas».Las pruebas realizadas confirmaron que su corazón estaba dañado por la infección, por lo que tuvo que ser operado de urgencia a corazón abierto. En la intervención, que duró cerca de siete horas, los médicos tuvieron que reparar su válvula mitral y reemplazar su válvula aórtica.Después del suceso, el hombre reconoció que tendría que haber ido al dentista al sentir las primeras molestias y no dejarlo pasar. «He estado cerca de la muerte. Nunca volveré a comer palomitas de maíz«, sentenció.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario