Los cigarrillos electrónicos aumentan significativamente el riesgo de enfermedades pulmonares crónicas

El uso de cigarrillos electrónicos aumenta significativamente el riesgo de una persona de desarrollar enfermedades pulmonares crónicas como asma, bronquitis, enfisema o enfermedad pulmonar obstructiva crónica, según una nueva investigación de la Universidad de California San Francisco, en el primer estudio longitudinal que vincula los cigarrillos electrónicos con enfermedades respiratorias en una muestra representativa de toda la población adulta estadounidense.El estudio también encontró que las personas que usaban cigarrillos electrónicos y al tiempo fumaban tabaco, con mucho el patrón más común entre los usuarios adultos de cigarrillos electrónicos, tenían un riesgo aún mayor de desarrollar enfermedad pulmonar crónica que aquellos que usaban solo uno de los dos productos.Los hallazgos, que se publican en el American Journal of Preventive Medicine, se basan en un análisis de datos disponibles públicamente de la Evaluación de población del tabaco y la salud (PATH), que rastreó los hábitos de cigarrillos electrónicos y tabaco, así como nuevos diagnósticos de enfermedad pulmonar en más de 32.000 adultos estadounidenses de 2013 a 2016.Aunque varios estudios de población anteriores habían encontrado una asociación entre el uso de cigarrillos electrónicos y la enfermedad pulmonar en un solo punto en el tiempo, estos llamados estudios transversales proporcionaron una instantánea que hizo imposible para los investigadores decir si la enfermedad pulmonar estaba siendo causada por cigarrillos electrónicos o si las personas con enfermedad pulmonar eran más propensas a usar cigarrillos electrónicos.Al comenzar con personas que no tenían ninguna enfermedad pulmonar reportada, tomar en cuenta el uso de cigarrillos electrónicos y fumar desde el principio, y luego seguirlas durante tres años, el nuevo estudio longitudinal ofrece una evidencia más fuerte de un vínculo causal entre uso de cigarrillos electrónicos en adultos y enfermedades pulmonares que estudios previos.»Lo que descubrimos es que para los usuarios de cigarrillos electrónicos las probabilidades de desarrollar enfermedad pulmonar aumentaron en aproximadamente un tercio, incluso después de controlar su consumo de tabaco y su información clínica y demográfica», señala el autor principal, Stanton Glantz, profesor de la UCSF de medicina y director del Centro de Investigación y Educación para el Control del Tabaco de la UCSF.»Llegamos a la conclusión de que los cigarrillos electrónicos son dañinos por sí solos, y los efectos son independientes de fumar tabaco convencional», añade Glantz.Aunque los usuarios actuales y anteriores de cigarrillos electrónicos tenían 1,3 veces más probabilidades de desarrollar enfermedad pulmonar crónica, los fumadores de tabaco aumentaron su riesgo en un factor de 2,6. Para usuarios duales, personas que fuman y usan cigarrillos electrónicos al mismo tiempo, estos dos riesgos se multiplican, más que triplicar el riesgo de desarrollar enfermedad pulmonar.»Los usuarios duales, el patrón de uso más común entre las personas que usan cigarrillos electrónicos, tienen el riesgo combinado de cigarrillos electrónicos y cigarrillos convencionales, por lo que en realidad están peor que los fumadores de tabaco», advierte Glantz.Este hallazgo es particularmente relevante ya que el debate continúa sobre si los cigarrillos electrónicos deben promoverse como una herramienta de reducción de daños para los fumadores. Si bien los autores descubrieron que el cambio de tabaco fumado a cigarrillos electrónicos redujo el riesgo de desarrollar enfermedad pulmonar, menos del 1 por ciento de los fumadores habían cambiado por completo a los cigarrillos electrónicos.»Cambiar de cigarrillos convencionales a cigarrillos electrónicos exclusivamente podría reducir el riesgo de enfermedad pulmonar, pero muy pocas personas lo hacen -advierte Glantz-. Para la mayoría de los fumadores, simplemente agregan cigarrillos electrónicos y se convierten en usuarios duales, lo que aumenta significativamente su riesgo de desarrollar enfermedad pulmonar por encima de quienes solo fuman tabaco».Es importante destacar que los resultados informados en este estudio no están relacionados con EVALI (Lesión pulmonar asociada al uso de cigarrillos electrónicos o vapeo, por sus siglas en inglés), la enfermedad pulmonar aguda que se informó por primera vez el verano pasado, cuyos casos graves enviaron a varios usuarios de cigarrillos electrónicos al hospital y a otros a una muerte prematura.Aunque los científicos aún están trabajando para determinar la causa de EVALI, estudios fisiológicos previos en animales y humanos descubrieron que los cigarrillos electrónicos suprimen el sistema inmune y aumentan los niveles de proteínas relacionadas con el estrés en los pulmones.Y, al mismo tiempo, los análisis químicos mostraron que los cigarrillos electrónicos contienen niveles más altos de ciertos químicos tóxicos que los cigarrillos convencionales. Pero el nuevo estudio muestra que estas no son las únicas amenazas para la salud que representan los cigarrillos electrónicos.»Este estudio contribuye al creciente caso de que los cigarrillos electrónicos tienen efectos adversos a largo plazo en la salud y empeoran la epidemia del tabaco», concluye Glantz.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario