La hipercolesterolemia familiar, una oportunidad para la prevención de enfermedades del corazón

La hipercolesterolemia familiar es un trastorno metabólico hereditario que se encuentra en todas las razas y etnias y afecta a 34 millones de personas en todo el mundo. Si no se trata, la persona tiene un riesgo 20 veces mayor de enfermedad y muerte por enfermedad cardiovascular.Sin embargo, si la hipercolesterolemia familiar se diagnostica y se trata, se pueden prevenir los ataques cardíacos, los accidentes cerebrovasculares y la necesidad de cirugía. «La hipercolesterolemia familiar representa una oportunidad sin precedentes para la prevención de enfermedades del corazón«, asegura Katherine Wilemon, fundadora y directora ejecutiva de la Fundación FH.Esta fundación, junto a la Federación Mundial del Corazón y una coalición internacional han hecho un llamamiento público en favor de una acción mundial para abordar la carga global de la hipercolesterolemia familiar, un problema de salud pública muy poco reconocido y mal administrado. Lo hacen a través de un informe que se publica en la revista JAMA Cardiology.Sus autores son un panel mundial de expertos científicos, líderes en defensa de la causa, funcionarios de salud pública e individuos con hipercolesterolemia familiar de 40 países. El trabajo señala brechas flagrantes en la evaluación y la atención basada en directrices para la hipercolesterolemia familiar, la causa más común de enfermedad cardiaca temprana y agresiva.La coalición internacional fue convocada por la Fundación FH y la Federación Mundial del Corazón para volver a examinar y actualizar las recomendaciones clave emitidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su informe sobre Hipercolesterolemia Familiar de 1998. En los 20 años transcurridos desde ese informe, pocas de estas recomendaciones se han implementado sistemáticamente país por país, permitiendo que nueve de diez personas nacidas con hipercolesterolemia familiar queden sin diagnosticar.«Nuestro objetivo al iniciar este llamamiento a la acción es resaltar que hemos tenido el conocimiento científico y las terapias efectivas para detener la enfermedad coronaria hereditaria -detalla Wilemon-, pero hemos permitido que generaciones de familias no reciban atención. Es hora de abordar la hipercolesterolemia familiar como una prioridad de salud pública».La coalición FH Global Call to Action cita datos científicos crecientes, la comercialización de nuevas terapias y avances tecnológicos como un mayor impulso para que los funcionarios de salud pública y los gobiernos se comprometan a la detección temprana y la atención coordinada de por vida para esta población grande y vulnerable.»El éxito de las recomendaciones concretas y viables que emitimos hoy dependerá del apoyo de los gobiernos», explica Jean-Luc Eiselé, CEO de la Federación Mundial del Corazón. «El llamamiento Global a la Acción sobre hipercolesterolemia familiar es una oportunidad sin precedentes para prevenir la enfermedad cardiovascular prematura en las generaciones futuras en todo el mundo», añade.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario