¿Hay que bañar a los bebés a diario?

Las dudas sobre los cuidados del bebé son frecuentes en padres primerizos. Una de las más habituales es sobre cuánto hay que bañarlo. ¿Se puede hacer cada día o es mejor hacerlo cada dos? Aunque esta pregunta parezca fácil de responder, en realidad, los expertos suelen dejar que esta decisión la tomen los padres según las preferencias que tengan.

Está claro que el baño es importante y necesario para mantener la higiene del bebé. Sin embargo, la Asociación Española de Pediatría (AEPED) intenta tranquilizar a los progenitores afirmando que «Es igual de bueno hacerlo a diario que cada dos días, incluso en algunos países lo hacen una vez por semana». No obstante, sí incide en la conveniencia de que el baño sea regular.

Una fórmula que aconseja la AEPED tener en cuenta para saber cada cuánto se debe bañar al bebé es según se ensucie. Está claro que con menos de 6 meses se ensucian muy poco. Sin embargo, es posible que un día suceda algún percance. Por ejemplo, que el pañal se salga, lo que hará que el bebé necesite un baño ese día, aunque ya se haya aseado el anterior.

La frecuencia del baño irá en aumento cuando el bebé crezca. En el momento en que empiece a gatear o a comer solo, será más probable que se manche. Incluso, puede que llegue a necesitar un baño diario. No obstante, esto dependerá siempre de su grado de actividad.

Algunos padres eligen bañar a su bebé todos los días porque es un momento tranquilo y relajado, en el que el agua caliente y los productos que se utilizan pueden ayudar al bebé a descansar mejor. Por esta razón, aunque el bebé no lo necesite, es posible que los progenitores elijan hacer un baño diario.

Sin embargo, hay bebés para los que el baño supone un completo estrés. En el momento en el que están en contacto con el agua rompen a llorar y es muy complicado calmarlos. Esto, además, puede causar que no logren conciliar el sueño con facilidad. Dependiendo de cómo actúe el bebé con respecto al baño, puede espaciarse más en el tiempo sin ningún problema.

El baño diario en ningún caso afecta a la piel del bebé, aunque para ello es conveniente seguir algunos consejos fundamentales que la AEPED recomienda para proteger la delicada piel del bebé:

Si se tienen en cuenta todos estos consejos, un baño diario no afecta, de ningún modo, a la piel del bebé. Por lo tanto, bañarlo con mayor o menor frecuencia dependerá de las preferencias de los padres. Pues, los expertos no han conseguido comprobar que una fórmula sea mejor que la otra.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario