«Ha tenido sexo con personas casi desconocidas que no tienen nada que ver con ella»… Consultorio de Psicología

Afrontar las situaciones difíciles por las que atravesamos requiere muy a menudo de ayuda. 20minutos pone en marcha cada semana un consultorio psicológico con el fin de ayudar a resolver las dudas que plantean los lectores. Para plantear tu problema escribe un correo electrónico a consultoriopsicologia@20minutos.es. Aquí tienes las respuestas de esta semana que ha dado al consultorio de esta semana nuestra experta, Mª Jesús Álava Reyes.Estoy atravesando una buena época en cuanto a trabajo. No me falta, incluso creo que abarco demasiado. Pienso que hay que aprovechar la «ola», pero a veces noto que la ansiedad me puede. ¿Existe alguna técnica o remedio para poder evitar el estrés al que creo que me estoy sometiendo?Existen muchas técnicas y recursos que los psicólogos aplicamos en función de la evaluación de cada caso. En el tema del trabajo es crucial hacer una buena gestión del tiempo, pero también resulta clave trabajar disfrutando, sin sentir estrés o ansiedad. En cualquier caso, si lo que tiene es estrés le vendrán muy bien algunas técnicas fisiológicas: como relajación y respiración profunda. Conviene que estas técnicas las combine con técnicas cognitivas: parada de pensamiento, autoinstrucciones, confrontración de pensamientos automáticos… Verá con detalle cómo aplicarlo en el libro ‘Trabajar sin sufrir’.Me gustaría que me diese pautas para ayudar a alguien que está en una relación tóxica,de dependencia emocional, la cual le está haciendo incluso dudar de la realidad su ex pareja. Desde que salió de esta relación actúa de forma imprevisible y nos tiene preocupados. A veces es desconfiada, otras confía en exceso, a veces se aleja de las personas con quienes tiene vínculos y otras ha llegado a tener sexo con personas casi desconocidas que no tienen nada que ver con ella. Es como si fuese otra persona, no parece regir la lógica .Sin duda esta persona es muy vulnerable y muy dependiente emocionalmente. De forma compulsiva está intentando buscar fuera lo que tiene que trabajar dentro de ella. La solución no es que alguien cubra sus necesidades afectivas, sino que ella empiece a quererse bien para ser dueña de su vida y de sus emociones. Desde luego, necesita terapia psicológica y lo necesita de forma urgente. Las conductas que tiene pueden ocasionarle graves consecuencias y un estado de fragilidad extremo. Sólo cuando ella consiga subir su autoestima, cuando se sienta bien consigo misma, esa persona superará esas dependencias enfermizas. En el libro ‘Lo mejor de tu vida eres tú’ detallo cómo lograrlo, el camino que deben seguir estas personas para alcanzar el equilibrio que tanto necesitan.Tengo 58 años y a primeros de año empecé a sentirme mal, con mucha ansiedad, sobre todo cuando tenía que ir a trabajar. Salía de casa casi llorando con muy pocas ganas pero todos los días cumplía con mi trabajo. En él, por falta de personal que nos habían prometido y que nunca llegó, cada día tenía más tareas que hacer. Soy una persona muy perfeccionista y cumplidora y eso me creaba un estrés muy elevado, hasta que un día el cuerpo dijo «basta», tuve un ataque de ansiedad muy grande y me dieron la baja. Pasé por un psiquiatra y me diagnosticaron distimia crónica y trastorno ansioso, me mandaron medicación y también estoy yendo a una psicóloga de la mutua, pero son ya seis meses y la mejoría es muy poca. La psicóloga me va bien, pero digamos que es más desahogo que aprender a gestionar las emociones y por tanto los síntomas físicos, y hay muchos momentos de desánimo, porque veo a la gente que sale, que ríe, que hace cosas y yo no puedo, y yo quiero sentirme útil, pero pienso en el trabajo y me entra más angustia. Ya no sé qué más hacer, mi familia lo está pasando mal y estoy desbordado.En estos casos, muchas veces lo más aconsejable es trabajar técnicas de control de estrés y ansiedad que le permitan aprender a gestionar sus emociones y poder volver a recuperar la confianza y disfrutar en el trabajo. Igualmente, hay técnicas muy específicas en la psicología cognitivo-conductual para tratar de paliar los efectos del excesivo perfeccionismo. En el libro ‘Trabajar sin sufrir’ detallo estas técnicas y verá casos muy parecidos al suyo.Necesitaría algún consejo para saber cómo actuar. Tengo 26 años y mi pareja 24. Llevamos un año juntos, somos compañeros de trabajo pero desde el minuto 0 lo sabemos llevar. El problema viene cuando al comienzo de la relación a la madre de mi pareja le diagnosticaron cáncer y ha fallecido en cuestión de meses. Es una persona que aun teniendo problemas en casa ha ido adquiriendo roles que no le corresponden, como por ejemplo padre de familia, etcétera, y dentro de su madurez se ha visto envuelto en una situación que a veces siento que le desborda (cosas tan simples como hacer las tareas del hogar que antes no hacía tanto como ahora). El problema es que, aparte de cabezón, es una persona muy suya, hermética y muy fiel a sus ideas, y nada le puede hacer cambiar y digamos que le cuesta hacer amigos (los que tiene se han ido fuera por trabajo). Ha pasado un mes más o menos de la muerte de su madre y es ahora cuando más empieza a notar su ausencia. Hay días que está mal, no sé cómo ayudarle y me cuesta mucho verle mal en el trabajo. Yo hago lo imposible pero a veces se me va de las manos. Estuvo yendo al psicólogo durante la enfermedad porque le convencí y estaba muy contento, pero dejó de ir semanas antes de la muerte. Ahora mismo creo que necesitaría volver pero está muy negativo (algo que no comprendo si tuvo una experiencia muy buena que le ayudó) ya que dice que el psicólogo no va a ayudarle y yo le digo que le puede dar la llave para llevar mejor este duelo, pero se enfada si le hablo del psicólogo. A veces siento que soy muy pesada, y es verdad, pero me llena de rabia no saber qué hacer. Yo intento no dejar mi vida de lado por su ‘problema’ pero a veces me veo en la obligación de renunciar a hacer cosas con mis amigas por no dejarle solo (aunque nunca me lo ha pedido) pero creo que mi posición tampoco es fácil, ya que tiene muchas actitudes negativas hacia mí últimamente y malas formas, hablando además de que está muy irascible y yo intento callarme aunque reconozco que tengo mi carácter. La verdad, no sé muy bien cómo hacerlo ni qué decirle.En efecto, tal y como comenta, su pareja necesitaría en estos momentos ayuda psicológica. Es lógico que piense que un psicólogo no le puede ayudar, pues su madre ha muerto y esa realidad es innegable, pero desde luego un profesional le puede dar los recursos que necesita para superar esas fases tan negativas que ahora mismo atraviesa. En cualquier caso, cuando la resistencia es tan grande es preferible un abordaje más indirecto. Facilítele el libro de Vicente Prieto ‘La muerte de un ser querido’, ahí el psicólogo explica y detalla muy bien cómo actuar y cómo podemos ayudar a una persona querida que está pasando por esas circunstancias.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario