¿Es eficaz el parche anticonceptivo?

El parche anticonceptivo es un método destinado a prevenir los embarazos no deseados. Si se utiliza correctamente, su eficacia es alta, de un 99,7%. No obstante, la cantidad de mujeres que lo usan sigue siendo menor en comparación con otros métodos anticonceptivos. De hecho, el 30,7% que sí utiliza el parche todavía suele combinarlo con la píldora o el anillo vaginal, según una encuesta que llevó a cabo la Sociedad Española de Contracepción (SEC). Este método anticonceptivo es muy discreto. Se trata de un parche transdérmico pequeño que contiene estrógeno y progestina y que se coloca sobre la piel, normalmente, en los brazos, hombros, abdomen o glúteos. No se recomienda ponerlo siempre en el mismo lugar para evitar irritaciones. Asimismo, este parche es resistente al agua, por lo que no hay ningún problema en bañarse con él, ya que es difícil que se despegue.La piel debe estar limpia, seca y libre de cualquier crema que pueda hacer que el parche no se adhiera de manera adecuada a la piel. Una vez hecho esto, el parche empezará a liberar hormonas. Pero, para que sea efectivo, es conveniente tener en cuenta su forma de uso.A pesar de que la tasa de eficacia es bastante alta, el parche anticonceptivo, como cualquier otro método, requiere de un uso adecuado para que pueda prevenir los embarazos no deseados. En total, los 3 parches se utilizarán durante 21 días y, después, pasará una semana en la que el cuerpo no recibirá la dosis de hormonas que contiene este método anticonceptivo, muy similar a la píldora. Es muy importante que los parches se cambien en el día previsto. En caso contrario, su eficacia puede disminuir y quizás sea conveniente utilizar un método anticonceptivo adicional, por ejemplo, el preservativo.No obstante, el parche anticonceptivo es bastante flexible y resulta extraño utilizarlo de forma incorrecta. La razón es que no es necesario cambiarlo a la misma hora todas las semanas. Se puede poner el primer parche un lunes a las diez de la mañana y sustituirlo a la semana siguiente a las cinco de la tarde. Esto no va a disminuir su eficacia. En el caso de que un parche se despegue, debido a diferentes motivos, es conveniente retirarlo y aplicar uno nuevo. Cuando se haga esto, el parche debe retirarse en el mismo momento en el que se haría con el anterior. El motivo es que, así, se evitarán despistes que puedan provocar embarazos no deseados.Según el Ministerio Nacional de Salud y Bienestar (MSCBS), el parche anticonceptivo puede provocar reacciones cutáneas, así como «mastalgia, dismenorrea, náuseas y vómitos». Con todo, también puede ser un inconveniente que se despegue, aunque esto suele estar relacionado con una mala aplicación. Todo esto se «traduce en una tasa mayor de interrupción anticipada y de abandono».Sin embargo, estos problemas no tienen por qué aparecer en todas las mujeres y, dado que la eficacia de este anticonceptivo es alta, puede ser una buena alternativa a otros métodos. No obstante, no debemos olvidarnos que no protege contra las infecciones de transmisión sexual (ITS). Por lo tanto, combinarlo con el uso del preservativo siempre es una recomendación para tener en cuenta.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario