Crean un tercer embrión de rinoceronte blanco que podría salvar a la especie

Un grupo de científicos de Kenia, República Checa e Italia han creado un tercer embrión de rinoceronte blanco, cuya especie solo consta de dos ejemplares en todo el mundo. Los otros dos embriones se consiguieron en agosto del año pasado.En marzo de 2018, el último rinoceronte macho (Sudán) de esta subespecie murió a los 45 años y desde entonces se ha intentado usar la fecundación in vitro para conseguir engendrar un ejemplar que evitara su extinción. La madre (Najin) y la hija (Fatu) del rinoceronte fallecido viven en Kenia y se encuentran protegidas las 24 horas con guardias armados para defenderlas de los cazadores furtivos. Ha sido un embrión de Fatu el que se ha conseguido fecundar, al igual que ocurrió en la anterior ocasión. «No sabemos cuantos embriones nos harán falta para conseguir que nazca un rinoceronte» declara Jan Stejskal, director del proyecto. «Por eso cada embrión es muy importante, así como la cooperación entre científicos de diferentes organizaciones», añade. Ahora que el procedimiento se ha demostrado seguro, los científicos comenzarán un plan para seleccionar a la madre subrogada para el embrión entre un grupo de rinocerontes blancos del sur. Implantar el embrión en Najin o Fatu sería demasiado peligroso debido a su estado de salud y la posibilidad de extinción de su subespecie.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario