“Cool Papa” Bell, la bala humana

James “Cool Papa” Bell militó en la Repúbllica Dominicana en 1937 con los Dragones de Ciudad Trujillo, y ha sido el quinto mejor bateador del circuito con average de .318.

Inmortal de Cooperstown desde 1974, defendió con maestría el bosque central de los llamados Asesinos de la Calle el Conde. Junto a Satchel Paige y Joshua Gibson, conformó la famosa trilogía de inmortales de Cooperstown que jugaron para los Dragones.

Rey de la velocidad: Bell fue, por lo visto, el más rápido y uno de los mejores jugadores de béisbol de las Ligas Negras. Nació en Starkville, Mississippi, en 1903, y creció en una granja cerca del Mississippi State College.

Bell era especialmente famoso por su velocidad. Recibió los apodos «Cool» y más tarde «Cool Papa» a principios de la década de 1920 en reconocimiento a su comportamiento ante las estrellas más grandes de las Ligas Negras.

Dos historias sobre la velocidad de Bell se han vuelto tan comunes que los comentaristas a veces las usan como descripciones generales sobre cualquier jugador de béisbol rápido. Según su compañero de equipo Satchel Paige, Bell podría apagar la luz y estar en la cama antes de que la habitación se oscureciera. Otra historia dice que Bell fue golpeado por su propia bola bateada cuando redondeó la segunda base.

Carrera impresionante:
Bell tuvo una carrera larga e impresionante como centrocampista, bateador y ladrón de bases. Entre 1922 y 1946 jugó para los St. Louis Stars, los Pittsburgh Crawfords, los Detroit Wolves, los Kansas City Monarchs, los Chicago American Giants, los Memphis Red Sox y los Homestead Greys.

En 1937 dejó las Ligas Negras para jugar en un equipo de los “Dragones de Ciudad Trujillo” en Santo Domingo.

Regresó a las Ligas Negras en 1942, jugó hasta 1946 y luego se desempeñó como entrenador de jugadores hasta 1950. Las estadísticas de la Liga Negra son irregulares, pero Bell constantemente bateó sobre .300 y lideró sus ligas en bases robadas.

En una ocasión, cuando Bell y sus compañeros de la Liga Negra viajaban por Mississippi, el autobús del equipo se detuvo en un restaurante en Picayune, pero el propietario afroamericano del restaurante los alentó a seguir conduciendo para que las autoridades locales no pusieran a los jugadores a trabajar en las plantaciones. Murió en marzo de 1991.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario